Diablo II: Lord of Destruction

Diablo II: Lord of Destruction (almindeligvis forkortet LOD) er en udvidelse til det actionpræget rollespil Diablo II. I modsætning til det oprindelige Diablo’s udvidelse, Diablo: Hellfire, er det en officiel udvidelse designet af Blizzard North. Efterfølgende er der kommet flere opdateringer, som kan hentes over Battle.net eller fra Blizzard’s hjemmeside. Ikke blot tilføjede Lord of Destruction indhold i form af nye karakter klasser og et ekstra act. Det var også en dramatisk modernisering af det eksisterende Diablo II, specielt multiplayer delen.

Lord of Destruction føjer flere ekstra ting til Diablo II. Bl.a. følgende:

Se også Diablo II karakter klasser

Udvidelsen blev udgivet i sommeren 2001 som version 1.07 glass water bottle with measurements, men 1.08 var tilgængelig på samme dag. Inden for et par måneder, blev 1.09 frigivet. Patch 1.10 blev frigivet den 28 oktober 2003. Den vigtigste ændring var indførelsen af “synergi” bonusser. Kraftfuldt udstyr og nye runewords blev også tilføjet. De mest kraftfulde runewords krævede ekstremt sjældne runer. Dette medførte ikke-tilladt duplikering af disse sjældne runes og gjore kraftfulde runewords langt mere udbredt, end de ellers ville have været. En ny “world event” (verdens begivenhed) blev også tilføjet custom youth football jerseys. Det er almindelig opfattelse, at denne begivenhed blev indsat for at fjerne de store mængder af den meget duplikerede ring Stone of Jordan.

Patchen indført også en ladder, et nyt Realm hvor folk kan konkurrer om at blive level 99 først. Ladderen er siden blevet nulstillet med jævne mellemrum. Det betyder at alle Ladder karakterer omdannes til normale ikke-Ladder tegn. Dette skaber en lige start for alle Ladder spillere. Den fjerde ladder nulstilede den 17 juni, 2008, og patch 1.12 blev integreret i Lord of Destruction. Den gør det muligt for spillere at spille uden CD, hvis spillet er “Fuld Installeret”.


Ethnologue

Ethnologue: Languages of the World is a web-based publication that contains information about the 7,099 living languages in its 20th edition, which was released in 2017. Ethnologue provides information on the number of speakers, location, dialects, linguistic affiliations, autonym, or “self name,” of the language, availability of the Bible in each language and dialect described thermos aluminum water bottle, a cursory description of revitalization efforts where reported lint ball shaver, and an estimate of language viability using the Expanded Graded Intergenerational Disruption Scale (EGIDS). The publication is well respected and widely used by linguists.

Ethnologue is published by SIL International (formerly known as the Summer Institute of Linguistics), a Christian linguistic service organization with an international office in Dallas, Texas. The organization studies numerous minority languages in order to facilitate language development and work with the speakers of such language communities in translating portions of the Bible into their language.

What counts as a language depends upon socio-linguistic evaluation; as the preface to Ethnologue says, “Not all scholars share the same set of criteria for what constitutes a ‘language’ and what features define a ‘dialect’.” Ethnologue follows general linguistic criteria, which are based primarily on mutual intelligibility. Shared language intelligibility features are complex, and usually include etymological and grammatical evidence that is agreed upon by experts.

In addition to choosing a primary name for a language, Ethnologue gives names that its speakers, governments, foreigners and neighbors use for it and its dialects, and also describes how the language and its dialects have been named and referenced historically, regardless of whether a name is considered official, politically correct or offensive. These lists of names are not necessarily complete.

In 1984, Ethnologue released a three-letter coding system, called an “SIL code”, to identify each language that it described. This set of codes significantly exceeded the scope of other standards, e.g. ISO 639-1 and ISO 639-2. The 14th edition, published in 2000, included 7,148 language codes. In 2002, Ethnologue was asked to work with the International Organization for Standardization (ISO) to integrate its codes into a draft international standard. The 15th edition of Ethnologue was the first edition to use this standard, called ISO 639-3. This standard is now administered separately from Ethnologue (though still by SIL) according to rules established by ISO, and since then Ethnologue relies on the standard to determine what is listed as a language.

With the 17th edition, Ethnologue introduced a numerical code for language status using a framework called EGIDS (Expanded Graded Inter-generational Disruption Scale), an elaboration of Fishman’s GIDS (Graded Inter-generational Disruption Scale), which ranks a language from 0 for an international language to 10 for an extinct language, i.e. a language with which no-one retains a sense of ethnic identity.

In December 2015, Ethnologue launched a soft paywall; users in high-income countries who want to refer to more than seven pages of data per month must buy a paid subscription.

Ethnologue’s 18th edition describes 228 language families (including 96 language isolates) and six typological categories (sign languages, creoles, pidgins, mixed languages custom youth football jerseys, constructed languages, and as yet unclassified languages).

In 1986, William Bright, then editor of the journal Language, wrote of Ethnologue that it “is indispensable for any reference shelf on the languages of the world”. In 2008 in the same journal, Lyle Campbell and Verónica Grondona said: “Ethnologue…has become the standard reference, and its usefulness is hard to overestimate.”

In 2015, also in Language, Harald Hammarström, an editor of Glottolog, criticized the publication for frequently lacking citations and failing to articulate clear principles of language classification and identification. However, he concluded that, on balance, “Ethnologue is an impressively comprehensive catalogue of world languages, and it is far superior to anything else produced prior to 2009.”

Starting with the 17th edition 1 liter reusable water bottle, new editions of Ethnologue are to be published every year.

John Constable

John Constable (East Bergholt, Suffolk, 11 de junio de 1776 — 31 de marzo de 1837) fue un pintor inglés de paisajes. La región de Suffolk fue el tema preferido de sus paisajes, hasta el punto de que el área del Valle de Dedham, en dicha región, se conoce como «el país de Constable». Su obra más famosa es El carro de heno.

Era el segundo hijo varón de Golding y Ann Constable. Golding era un rico molinero y un miembro muy relevante en su comunidad. John asistió a algunas clases, aunque básicamente fue autodidacta. La educación de su hermano mayor, que tenía cierta deficiencia mental, se centró en seguir los pasos del padre, y al terminar en el colegio comenzó a trabajar en el negocio familiar, del que se haría cargo finalmente el hermano pequeño.

En 1795, John Constable llegó a Londres para trabajar como dibujante topográfico. En 1797 traba amistad con la familia Fisheren, en cuya casa de Salisbury estará en varias ocasiones. El mayor de los Fisheren, obispo de Salisbury, con el tiempo le encargará una vista de la Catedral de Salisbury. En 1799, incitado por su primer mecenas, el duque de Dysart, convence a su padre para que le permita estudiar en la Academia Real de Londres.

Entre los autores que más le inspiraron durante este primer periodo, están Thomas Gainsborough, Joshua Reynolds, Claudio de Lorena, Peter Paul Rubens, Annibale Carracci y Jacob Ruysdael. En 1802, expone por primera vez en la Real Academia. A partir de entonces expondría con regularidad, progresando con cierta lentitud.

En el mismo año de su primera exposición en la Real Academia, rechazó ser profesor de dibujo en la universidad militar de Marlow, ya que había decidido hacerse pintor paisajista profesional. En estos primeros años, se dedica especialmente a trabajar con acuarela, tiza y lápiz, interesándose especialmente por el dibujo, plasmando senderos, cabañas y puentes de las cercanías de su entorno. Paulatinamente, su visión pintoresca de la naturaleza va dejando paso a una pintura más naturalista que se aleja de los estereotipos. Para entonces, ya tenía la práctica de pintar al aire libre. Aunque su padre lo mantenía, para conseguir algo de dinero se dedicaba al retrato, a la copia de los clásicos y a la pintura religiosa.

En 1806 estuvo en el Lake District, lo que dio lugar a una serie de acuarelas en el estilo de Thomas Girtin. Conoció entonces al poeta Wordsworth.

Se lo considera como uno de los primeros en pintar paisajes al aire libre; decidió empezar a hacerlo en 1810. En 1819 viajó a Venecia y a Roma, ciudades en las que conocería los paisajes clasicistas de Claudio de Lorena y las recreaciones de Nicolas Poussin. En ese mismo año, fue nombrado miembro asociado de la Real Academia. A partir de esta época frecuentó Hampstead, donde, en los años 1821 y 1822, hizo una serie de estudios de nubes anotando la hora y la fecha exacta de la realización y, a menudo, incluso el tiempo que hacía.

Se enamoró de Maria Bicknell, una muchacha de la localidad con quien pudo casarse en 1816 tras cinco años de oposición por parte del padre de ella. Tuvieron siete hijos. Fue un matrimonio excepcionalmente feliz, oscurecido sólo por la precaria salud de la mujer. En un intento de mejorarla, acudieron a Brighton en 1824. Allí Constable estudió los cambios atmosféricos, lo que llamaba “el claroscuro de la naturaleza”, es decir, la gradación de tonalidades de la luz natural.

Entre 1816 y 1825 produjo grandes obras maestras: La bahía de Weymouth, La inauguración del puente de Waterloo, Caballo blanco, La catedral de Salisbury y La carreta de heno. Esta última obra obtuvo la medalla de oro en el Salón de 1824, en París. La crítica lo acogió elogiosamente, considerándolo como un ejemplo de vanguardia en la representación naturalista del paisaje.

A partir de aquel momento, fue un gran impulsor de la técnica de dividir las pinceladas para expresar las variaciones de la luz. Influyendo de manera significativa en Delacroix, Géricault y los pintores de la Escuela de Barbizon, clave para el futuro nacimiento del impresionismo.

El artista, consagrado tardíamente en su propio país, finalmente fue elegido en 1829 miembro de la Academia Real. Sin embargo, ese es el mismo año en el que su esposa Maria murió de tuberculosis, lo que le sumió en una depresión; Constable nunca se recuperaría de esa desgracia. En 1833 comenzó a impartir en la Real Academia unas clases sobre la historia del paisaje que revelarían un profundo conocimiento de la obra de sus predecesores. Murió a la edad de 60 años.

Al principio de su carrera pintó retratos y algunos cuadros religiosos. Pero a partir de 1820 se dedicó casi exclusivamente a los paisajes. El tema de sus cuadros eran sus paisajes más familiares: Suffolk, Essex y Brighton. Se le considera el gran renovador del paisajismo inglés.

La visión de la naturaleza de su niñez había quedado grabada en su memoria con una luz tan brillante y con una definición tan nítida que se constituyó en su principal fuente de inspiración artística a lo largo de toda su vida where can you buy football jerseys. Sus paisajes son paisajes vividos y por tanto no podemos decir que sean neutros: es lo que le distingue de la pintura realista ireland football shirt. Constable no busca el realismo exacto en la representación de las cosas, sino la capacidad que tienen las cosas para evocar ideas o emociones custom youth football jerseys.

A partir de 1825, se produce un punto de inflexión en su obra y paulatinamente se va viendo en ella un naturalismo más sombrío y melancólico, de añoranza, donde los paisajes se cargan más de sentimiento. El naturalismo de sus primeros años da paso a un expresionismo y subjetividad mayores. Esto se verá aún más acusado tras la muerte de su mujer, María, en 1828.

Se preocupaba por el paisaje y, sobre todo, por los efectos ambientales de la luz sobre la naturaleza. Elige paisajes con nubes inestables, en los que el aspecto cambia de un momento a otro. Constable afirmó: «La forma de un objeto es indiferente; la luz, la sombra y la perspectiva siempre lo harán hermoso»

Su técnica resulta renovadora: pequeñas manchas y trazos superpuestos. Aplica una pasta espesa, a veces con espátula, lo que le aleja de la limpieza y luminosidad de otros artistas británicos de la época, culsubastivadores de la acuarela, técnica más de moda.

Retrato de Maria Bicknell, 1816

El molino de Dedham, 1820

La esclusa, 1824

El maizal, 1826

Chalé en East Bergholt, 1833

Granja en el valle, 1835